• Rocío García Olmedo

¿Y EL PRI?


Con el paso de los días hemos podido ir confirmando los números finales que han resultado de la jornada electoral del domingo anterior, y con ello avanzado también, en el obligado análisis que reflejan esos números.

Queda claro que hay un nuevo mapa político en el país. Hay también una nueva conformación legislativa.

Es cierto, el partido gobernante redujo sustancialmente su número de votos obtenidos, comparativamente con los logrados en la elección del 2018. Disminuyó también el número de sus diputados federales pero mantienen la mayoría simple. Tuvieron sin duda una debacle electoral en la Ciudad de México, -sólo tres años le duró su hegemonía en esa ciudad- pero crecieron territorialmente.

Es evidente que la ciudadanía está muy decepcionada de los partidos políticos, pero paradójicamente están dispuestos a salir a votar para corregir el rumbo. Se ha señalado que a nivel nacional un 52% en promedio de personas salieron a votar; incluso que en el estado de Puebla el porcentaje fue mayor, esto, a pesar de que lamentablemente casi la mitad de las personas que ejercen este derecho, no votan.

Inicia el segundo trienio de los gobiernos federal y estatal y al PRI -mi partido- no le fue bien en esta elección.

¿Y el PRI?

A nivel nacional perdimos 8 gubernaturas. Si bien la Coalición PRI, PAN, PRD logró incrementar escaños en la Cámara de Diputados, esto no alcanzó para lograr la mayoría.

En el estado de Puebla la situación no es mejor. El partido en el gobierno conserva su mayoría en el Congreso del Estado, los priistas postulados por el PRI por el Principio de Mayoría Relativa en la Coalición PRI, PAN, PRD lograron ganar 2 distritos, por la vía de la Representación Proporcional entrarán según los últimos datos, solo 2 más. Logran 11 de 15 diputaciones federales, las candidaturas propuestas por el PRI, postuladas por la Coalición perdieron. El PRI en la capital se desploma más del 40%, de 74 mil votos alcanzados en la elección anterior, logra sólo 45 mil 271 votos. Aun cuando el partido gobernante gana un mayor número de Ayuntamientos que en la elección anterior, reduce su representación en términos poblaciones.

La reelección en el Estado de Puebla no gustó. Sólo 33 de los 99 presidentes municipales que la buscaron no lograron ganar.

¿Qué fue de ese “nuevo PRI” que se dijo se construiría después de las derrotas de la Presidencia de la República en el 2000, en el 2006 y en 2018? ¿Cuál es nuestro saldo? Gobernamos en menos estados; ocupamos menos curules en los Congresos federal y estatales; reducimos en número nuestra representación en Ayuntamientos.

El electorado decidió el 6 de junio pasado.

¿Escucharemos ahora sí y de una vez por todas, el mensaje que nos deja la ciudadanía? ¿Ahora sí leeremos, comprenderemos y descifraremos el mensaje que nos envían con sus votos?

¿Ahora sí ajustaremos nuestras estructuras?

¿Ahora sí nos transformaremos internamente?

¿Cómo nos dibujaremos para ser una alternativa que sea vista por la ciudadanía en el futuro inmediato?

¿Cómo construiremos nuevas formas de hacer política al interior de nuestro instituto político?

¿Cómo cerraremos los abismos que han abierto muchas veces, nuestros propios compañeros y compañeras de partido?

¿Cómo vamos a reivindicar nuestras causas?

¿Cómo vamos a rescatar nuestra identidad?

¿Cómo vamos a mejorar nuestra imagen?

¿Cómo lo lograremos antes de perder la poca conexión territorial con nuestras bases que todavía tenemos?

¿Dónde quedó nuestro arraigo?

¿En qué momento generamos ese distanciamiento ciudadano, ese maltrato a la militancia, ese desapego a las estructuras, esa falta de estructuras reales, esas inconformidades internas no atendidas, esas simulaciones?

¿Cuándo vamos a empezar a explorar otras fórmulas de articulación social?

¿Cuándo vamos a renovar ideas y propósitos?

Porque ha iniciado la segunda parte del mandato nacional y estatal y la Coalición de partidos no alcanzó a construir el objetivo esperado. Engañarnos y engañar a nuestra militancia y a la ciudadanía no creo que sea el mejor camino para el PRI.

Afirmo que no lo es, porque además el 2024 ha iniciado.

rgolmedo51@gmail.com

@rgolmedo

Palabra de Mujer Atlixco

rociogarciaolmedo.com


229 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

EL SHOW