top of page
  • Rocío García Olmedo

RECUENTO


Inicia el año 2023, y con ello mucho qué hacer para revertir decisiones políticas que han dañado al país y que han dejado una huella muy dolorosa especialmente en las mujeres mexicanas.

Cuatro de los grandes desafíos que requerirán de voluntad política y políticas públicas debidamente focalizadas -aunque no son los únicos- tienen que ver con la pobreza, la violencia, la democracia y los discursos de odio y de polarización.

Revertir el incremento de la pobreza que, en el 2022, en datos de la CEPAL alcanzó a 2.5 millones más de personas en México; las altas tasas de inflación y el bajo crecimiento económico que ha tenido nuestro país, que pone en riesgo su seguridad alimentaria y provoca -por obvias razones- desigualdad afectando en mayor medida a las mujeres.

Los números nada alentadores con los que concluye la violencia contra mujeres en México se profundizan más, cuando los recursos asignados en el presupuesto 2023, resultan insuficientes para la prevención y atención de las violencias, la esperanza mínima está puesta en el Programa de Apoyo a Instancias de Mujeres de las entidades federativas (PAIMEF) que prevé aplicar recursos para la contratación de más personal especializado para atender a víctimas de violencia.

El Plan B de la reforma electoral aprobada que ataca directamente al sistema electoral y a la democracia mexicana, pone en peligro los avances alcanzados en materia de paridad de género. Quita el carácter de obligatoriedad a la paridad dejándola a consideración de los partidos políticos. Retira el “3 de 3 contra la violencia” que estipulaba que ningún agresor, por violencia familiar, deudor alimentario moroso y/o que haya cometido delitos sexuales, pueda ocupar un cargo público. También elimina los artículos que reconocen las diferentes formas de autogobierno de los pueblos indígenas.

Certeza jurídica y Estado de Derecho, son fundamentales tanto para erradicar la corrupción como para lograr inversión tan necesaria en salud, educación e infraestructura.

Iniciamos un año altamente complejo en el que convocamos a dejar en “los cajones del viejo 2022” (Treviño, sdpnoticias, 31/12/2022) las difamaciones, denostaciones, insultos y esa polarización que sólo divide; en su lugar, ayudaría mucho escuchar mensajes contundentes en contra de la violencia hacia las mujeres; el reconocimiento al papel que desempeñamos todas y todos en la sociedad y sus aportes y demostrar, con políticas públicas eficaces, una nueva actitud de los gobiernos y los servidores/as públicas.

Vienen decisiones importantes en el 2023 que impactarán sin duda alguna en el futuro de nuestro país: el nombramiento de la persona que presidirá la Suprema Corte de Justicia de la Nación; las propuestas de nuevos Magistrados/as del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; el cambio de Consejeros Electorales; elecciones en dos estados de la República; entre otros.

Por todo ello, tenemos que continuar en la defensa de nuestra democracia.

Que el 2023 sea un muy buen año para todas y para todos.

rgolmedo51@gmail.com

@rgolmedo

Palabra de Mujer Atlixco

rociogarciaolmedo.com


49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

ÉTICA

bottom of page