• Rocío García Olmedo

INEVITABLES CONSECUENCIAS


Muchos temas para analizar se van acumulando en esta vorágine de acontecimientos que no podemos dejar pasar, tenemos que visibilizarlos y analizarlos por sus inevitables consecuencias.

La narrativa que usa el señor Presidente López Obrador, sin duda es muy convincente, nadie en su sano juicio puede negarlo. Sin embargo casualmente no ha fijado postura clara por la invasión que sufre Ucrania por parte de Rusia, dice que propugna por la no intervención pero en Cámara de Diputados instalan el Grupo de Amistad México-Rusia, lo que contrasta con las posturas del embajador Ramón de la Fuente y el Secretario Marcelo Ebrard condenando y exigiendo a Moscú que deponga las armas. Estas contradicciones revelan como ya se ha comentado que “no hay una línea rectora que oriente la política exterior” ¿A dónde nos conducirán estas discrepancias?

Se inauguró el aeropuerto Felipe Ángeles. Ojala que coadyuve al impulso de oportunidades comerciales beneficiando a las personas que viven en su periferia, tal y como lo sostiene Adele Berti, “el sector de la aviación puede contribuir a quienes viven por debajo de la línea de la pobreza, brindando oportunidades de crecimiento.” Hay que mencionar que el presidente entregó la propiedad y la administración de este aeropuerto al Ejército Mexicano ¿ayudará a descongestionar al aeropuerto Benito Juárez que era el objetivo?

El muy grave “madruguete” del presidente López Obrador al Banco de México, al anticipar el aumento de la tasa de interés, que representó no sólo una intervención ilegal en un órgano autónomo, que por cierto ya nos está acostumbrando a ello, lo hace cotidianamente con el INE y/o con la SCJN, lo ha intentado con el INAI; la gravedad está también, en las consecuencias económicas que genera, derivado de que el incremento de la tasa de interés representa sacrificar el crecimiento económico del país con todo lo que ello conlleva. Aunque confieso que conociendo la narrativa del presidente, nadie me quita de la cabeza que lo hizo adrede, justo porque horas después se reuniría con el sector banquero del país y había que “enviarles el mensaje” de quien manda y demostrarles, hasta dónde puede llegar su intervención -si quiere- aun violando la ley.

Como ya no funcionó el Insabi, sistema de salud propuesto por él después de desaparecer el Seguro Popular, el presidente comentó que ahora que ha pasado la pandemia, habrá infraestructura de salud, “bien equipada, médicos y medicamentos” por lo que acelerarán la federalización del sector salud de los estados de la República, que pasarán a la administración del IMSS-Bienestar, por supuesto participará en esta estrategia de transferencias de los servicios de salud el Ejército Mexicano y la Marina.

México en 2019 incluyó la revocación de mandato en nuestra Constitución, sin duda un muy importante mecanismo de democracia participativa aprobado un año después de que el presidente López Obrador había asumido el cargo. Hoy, este mecanismo ha sido manipulado, manoseado, trastocado y convertido para fines exclusivamente personales en “ratificación de su gobierno.” Desde el presidente López Obrador y sus funcionarios la promueven, en sus conferencias de prensa, en espectaculares, en impresos, y directamente lo hace el partido Morena violentando la ley una vez más. Tuvieron entonces que promover y aprobarse un “decreto” para “interpretar” esa prohibición expresa que marca la Constitución reconociendo tácitamente con ello que estaban violando la ley, por fortuna no procedió. Seguramente como yo, muchas personas piensan que el señor Presidente debe concluir el período de gobierno para el que fue electo, a ello se comprometió cuando rindió protesta como Presidente de la República Mexicana en 2018 y su ejercicio concluye en el 2024.

También la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en el “ojo del huracán” por muchos casos, me refiero solo a uno que pasó desapercibido, pero que afecta la vida de miles de mexicanos, sobre todo de las mujeres mexicanas. Para el 23 de marzo estaba enlistada la votación en el Pleno de la SCJN sobre un caso que se deriva de un amparo directo en contra de la inconstitucionalidad del artículo 183 del Código Penal de la Ciudad de México. Se trata del delito de incumplimiento de obligaciones alimentarias, el Ministro ponente Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena propone en su proyecto no castigar a los padres que dejen de pagar la manutención de sus hijos, es decir que el incumplimiento de otorgar alimentos ya no sea un delito. Comentando con viarios colegas coincidimos en lo delicado del tema, derivado de que los deudores alimentarios cada vez más ocupan diversas estrategias para evadir esta obligación. Si bien el artículo 14 constitucional establece que a nadie debe privarse de la libertad por deudas de carácter civil -las deudas alimentarias lo son- ¿cómo garantizar entonces que este derecho de alimentos que tienen los/as menores se otorgue, conociendo esa realidad? Sin duda es necesario prevenir antes de reprimir, pero será muy grave este precedente si se aprueba como está el proyecto, por fortuna en su turno el pasado 23 la Secretaria que da cuenta, señaló que el Ministro ponente ha pedido que se quede en lista.

Estaremos pendientes de esta resolución que sentará precedente nuevamente en detrimento de las mujeres, como ha sido también la decisión de retirar las escuelas de tiempo completo, estancias infantiles; los recursos para la prevención del cáncer de mama, cáncer cérvico-uterino, violencia contra mujeres o la inexistencia de vacunas del papiloma humano (VPH) en el sector público, entre muchos otros agravios acumulados.

Por eso debemos tenerlos presentes. Todo lo referido sin duda traerá inevitablemente consecuencias que en todos los casos viviremos hombres y mujeres, niños y niñas, para bien o para mal.

rgolmedo51@gmail.com

@rgolmedo

Palabra de Mujer Atlixco

rociogarciaolmedo.com


74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo