top of page
  • Foto del escritorRocío García Olmedo

EL PRESIDENTE


La declaratoria de inconstitucional que la Corte aprobó por mayoría de votos de 9 ministras y ministros invalidando la primera parte del plan B en materia electoral, levantó la furia del presidente López Obrador que no ha dejado de señalar todos los días, una serie de insultos, descalificaciones y agresiones directas en contra de ellos y ellas, principalmente de la Ministra Presidenta Norma Piña. Por supuesto su gobierno, sus legisladores y sus ejecutivos locales surgidos de su partido hacen lo mismo.

Si bien todavía falta el análisis de la segunda parte del mismo plan B por parte de la Corte, el presidente ya amenaza con su plan C, que consiste en convocar a una elección de Estado, tan criticada por él hace tan solo algunos años, declarando además que va por el “carro completo” para las elecciones del 2024, igualito que como decía mi partido político (PRI) no hace mucho tiempo.

De inmediato el presidente ha iniciado su estrategia, desde su rueda de prensa de todas las mañanas, convoca a votar por su partido político en 2024. Seguramente en adelante lo seguirá haciendo -en ese mismo espacio- en clara violación a las leyes que rigen los procesos electorales.

Ello habla de que la elección será altamente compleja no sólo por el cúmulo de violaciones a la normativa que hemos visto desde que hace dos años -en julio del 2021- él mismo dio por iniciado el proceso del 2024 al destapar a sus “corcholatas” que desde entonces vienen haciendo campaña, visitando los estados de la República y pintando todas las bardas y espectaculares del país con su propaganda.

Excesos provocados sin duda por esa única sola voluntad que continúa en su ruta de destruir instituciones en lugar de construir y fortalecer nuestro sistema democrático constitucional, cumpliendo eso sí, con lo que él mismo siempre dijo “al diablo las instituciones”.

Así que veremos, cómo se echa mano del uso de programas sociales (pensión para adultos, sembrando vida, becas para adolescentes); de la dispersión de recursos públicos que de manera directa realiza; del uso de los recursos públicos destinados a las instituciones y de todas las artimañas legales y extralegales en ruta hacia su elección de Estado.

Me pregunto si esas inclinaciones autoritarias, ese afán de poder unipersonal y ambición enfermiza será suficiente para lograrlo.

Ya veremos cómo reaccionan sus “corcholatas” y los seguidores de cada uno/a cuando el presidente designe a quien vaya a ocupar la candidatura a la presidencia.

Ya veremos cómo reacciona la ciudadanía en general ante todo lo que ya hemos visto y lo que nos falta por ver.

Él mismo lo ha dicho “El pueblo no es tonto…” y coincido.

Como también coincido cuando dice “…con todo respeto, tonto es el que piensa que el pueblo es tonto”.

Bien dice el presidente “La gente sabe, en México ya no hay analfabetismo político, este es uno de los pueblos más conscientes del mundo”.

Además, porque las mujeres mexicanas, principales agraviadas por esa forma patriarcal de hacer política, defendemos y apostamos por una democracia amplia, plural e incluyente.

Así que, sin duda, la moneda ya está en el aire.


rgolmedo51@gmail.com

@rgolmedo

Palabra de Mujer Atlixco

rociogarciaolmedo.com




56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page